Background

BJJ en Imágenes

Cambia el fondo de nuestro Blog

  • image1
  • image2
  • image3
  • image4
Competir es parte del brazilian jiu jitsu deportivo y en este artículo queremos compartir nuestro punto de vista sobre el tema.

En primer lugar no consideramos la competición como un requisito indispensable para progresar en brazilian jiu jitsu aunque está demostrado que ayuda.

Por eso no obligamos a nuestros alumnos a competir y nos limitamos a animar a los que muestran inquietud por hacerlo.

Trabajamos en la preparación de los competidores del equipo teniendo en cuenta las limitaciones de horario que tenemos y las limitaciones de la mayoría para entrenar profesionalmente.

Por otra parte siempre enfatizamos que lo más importante de competir es poner a prueba el trabajo de cada dia y localizar aspectos en los que seguir trabajando.

Las competiciones sirven como metas que ayudan a trabajar áreas y ganar foco en los entrenos pero siempre miramos que no se conviertan en un objetivo que lleve a los que se están preparando a ocasionar lesiones en los compañeros de equipo.

Quien decide competir en brazilian jiu jitsu hoy día debe entender que existen muchas personas que están entrenando cinco o seis días a la semana y a veces dos veces en un mismo dia.

Por eso cuando alguien así dice que lleva un año entrenando puede ser muy distinto de alguien que solo entrena una vez al día tres veces a la semana.

Entonces se debe matizar ese tiempo y reconocer que con muchas menos horas de entreno es muy difícil poder ganar a otros que están entrenando de manera casi profesional.

Como decíamos al principio eso no quiere decir que no se pueda competir sino simplemente que hay que hacer un ajuste de objetivos.

Como se suele decir se gana o se aprende y ese es el lema que transmitimos a nuestros alumnos cada día y en especial al grupo de competidores que tenemos.

Por último los competidores deben saber que sin un esfuerzo extra propio es más difícil aún acortar esa cantidad de horas de los atletas casi profesionales que abundan cada día más en las competiciones.

Y deben entender que ese esfuerzo significa un aprovechamiento máximo de las horas de entreno y una disciplina y foco muy férreos.

Somos defensores de que es posible acortar esa distancia con los profesionales pero es necesario trabajar duro y constante en rutinas y estrategias.

También es necesario maximizar el tiempo para lucha con sparring situacional y físico intervalico de alta intensidad que permite trabajar el fondo y la resistencia de manera muy eficiente en poco tiempo.

Por último como hemos señalado es muy importante no obsesionarse con la competición al punto de lesionar a los compañeros del equipo.

Ir, probar el juego y aprender de los fallos técnicos y de actitud y preparación es para nosotros el objetivo fundamental, a la vez que continuar la búsqueda de metodologías eficientes que permitan a nuestros alumnos competidores enfrentarse lo mejor preparados posible a atletas casi profesionales y profesionales.

Disfruta las competiciones y utilizalas para seguir trabajando y evolucionando, no olvides que nadie ni ninguna metodología hace milagros y eres el único y mayor responsable de tus resultados.

Trabaja y entrena con foco y de manera inteligente, aprende de los resultados y no olvides agradecer a todos los que te hayan ayudado en el camino a cada evento.

En otros artículos hemos planteado cuáles son nuestros criterios y puntos de vista sobre los requisitos para acceder a cada uno de los cinturones que existen en el brazilian jiu jitsu.

En este de hoy queremos sin embargo traer algunas reflexiones sobre las ceremonias de graduación específicamente y algunos problemas y situaciones que se presentan en torno a ellas.

Independientemente de que como he dicho anteriormente, en el caso de nuestro grupo, hemos desarrollado un programa de técnicas y requisitos que especifica los aspectos que debe cumplir cada alumno para acceder a cada cinturón, se añaden dos particularidades que todos los miembros del equipo deben comprender:

  • En primer lugar en nuestro caso no realizamos exámenes
  • En segundo lugar las graduaciones tienen lugar cada seis meses

Estas particularidades, que pueden ocurrir a otros equipos generan algunas problemáticas que es necesario aclarar.

Lo primero que se debe entender es que aunque se realicen graduaciones cada seis meses, todos los alumnos no se gradúan en cada ceremonia.

El criterio fundamental para que puedan hacerlo es como hemos dicho su evolución con respecto a los requisitos especificados en nuestro programa y la asistencia regular a clases.

Esto no quiere decir que no se den casos de personas que evolucionan más rápido que otras incluso entrenando menos horas, de manera que el criterio fundamental para ser graduado resulta de una combinación de los dos aspectos:

Cumplimiento de requisitos técnicos y horas de entrenamiento.

Pero además, como también hemos explicado en el artículo "Nuestros criterios para graduación.." seguimos el criterio básico que se sigue en brazilian jiu jitsu que se basa en la evaluación de la eficiencia de cada uno a la hora de luchar, ganando a oponentes del mismo nivel, edad y peso de manera regular.

Por último quisiera hacer dos aclaraciones más que están relacionadas con dudas también frecuentes:

No hacer comparaciones.

Cómo dijimos anteriormente. En brazilian jiu jitsu no tiene sentido medir la evolución propia y esperar ser graduado comparando el tiempo que se lleva y entrena con otros compañeros. Puede que esa persona esté haciendo entrenos extras o simplemente tiene más talento y foco que nosotros.

En segundo lugar se debe entender que a pesar de que la eficiencia técnica es el criterio fundamental en nuestra opinión hay otros factores que también afectan la graduación de un alumno y son los siguientes:

La actitud dentro y fuera del tatami.

En este sentido es muy importante que el alumno tenga una actitud de respeto, cuidado y camaradería con los compañeros de equipo y que esté atento a cuestiones relevantes.

Cómo señalamos en el artículo sobre lo que significa pertenecer a un equipo para nosotros es muy importante que los alumnos conozcan a sus compañeros a nivel básico. Nombre, profesión, problemas de salud.

Se habla mucho de familia en el mundo del brazilian jiujitsu pero que un equipo realmente lo sea significa crear un espacio donde hay apoyo, compañerismo y ayuda.

Esto es imposible si no conocemos aspectos como los anteriores. O si nos vamos del entreno sin preocuparnos por quién se ha hecho daño.


El trabajo continuo con el grupo.

En este sentido el alumno debe tener claro que si no entrena de manera regular con el equipo el profesor no lo graduará independientemente de su eficiencia técnica, y en caso de este entrenando en otro lugar de manera más continuada deberá valorar graduarse con el otro equipo.

También debe tener claro que lo más importante es la sistematicidad, y que es mejor venir dos veces a la semana durante los seis meses que hay entre graduaciones que un sprint de venir cada día el mes previo a la graduación.

Hasta aquí estas reflexiones sobre las graduaciones, como siempre encantado de recibir preguntas y otros puntos de vista.


En el presente artículo quiero abordar la problemática de las responsabilidades en el aprendizaje-enseñanza del brazilian jiu jitsu.

Como profesor desde hace más de seis años de niños y adultos creo que es muy importante que estas cuestiones queden claras para los alumnos desde su inicio en el arte suave.

De esa manera el profesor se compromete a cumplir su parte en el largo camino de aprendizaje sin fin y el alumno sabe que se espera de él durante el mismo.

Por otra parte definir estas exigencias permite resolver dudas que muchas veces terminan causando abandono en algunas personas.

Veamos entonces cuales son desde mi punto de vista las responsabilidades de cada parte.

El Profesor.

Desde mi punto de vista un profesor o instructor de brazilian jiu jitsu debe:

  • Explicar en qué consiste el juego del brazilian jiu jitsu.
  • Explicar la esencia del brazilian jiu jitsu (siempre aplicaremos el brazilian jiu jitsu para defendernos, no queremos golpear y hacer el menor daño posible en caso de tener que aplicarlo en situaciones de defensa).
  • Explicar la historia del brazilian jiu jitsu y el linaje del equipo donde está el alumno.
  • Explicar la estructura institucional del bjj y cómo funciona.
  • Explicar las diferencias entre bjj deportivo y bjj aplicado a la defensa personal.
  • Enseñar ejercicios y movimientos que permitan a los iniciantes ir a luchar con una idea sobre qué deben hacer y buscar, tanto si quieren atacar como defender y escapar.
  • Que les ayuden a crear buenas bases, que además de una buena evolución ayudarán a minimizar lesiones.
  • Rodar con todos los alumnos y ofrecer recomendaciones de manera sistemática para cada uno que les permitan trabajar en esos problemas.
  • Ofrecer un programa de requisitos que marquen los elementos necesarios para acceder a cada graduación.
  • Estar pendiente además de los aspectos técnicos, de los aspectos personales que influyen tanto en los entrenos como en la asistencia y el comportamiento fuera del tatami.
  • Estar pendientes de los problemas y dificultades de la vida personal de los alumnos que influyen en su continuidad.
  • Respetar y fomentar los intereses y objetivos de cada alumno : sean ponerse en forma, ganar confianza, competir o cualquier otro.
  • Fomentar el respeto y camaradería entre los miembros del equipo.
  • Explicar claramente sus puntos de vista sobre criterios de graduación y evolución.
Los alumnos por su parte deberán :
  • Asistir regularmente a clase.
  • Seguir las indicaciones del profesor para aprender los aspectos básicos que le ayudarán a entender mejor el inicio y sufrir menos lesiones.
  • Identificar los problemas que tienen durante cada entreno para buscar soluciones.
  • Preguntar por soluciones para los problemas a profesor y compañeros más graduados.
  • Trazarse objetivos para los entrenos de clase y libres que le permitan mejorar en esos aspectos practicando las soluciones encontradas.
  • Cuidar a los compañeros de entreno sin hacer prevalecer las ganas de mejorar a costa de lesionar a los demás.
  • Reconocer que toda la evolución exige trabajo continuo y que es resultado del propio esfuerzo y de la ayuda de compañeros de equipo y profesor.
  • Mantener un buen comportamiento durante la clase aprovechando el tiempo para repetir las técnicas que se están trabajando y resolver las dudas llamando al profesor.
  • Mostrar preocupación por los compañeros de equipo en caso de lesiones y más si han sido los causantes.
  • Mantener un comportamiento correcto fuera del tatami, a nivel personal, laboral y demás ámbitos.

Hasta aquí lo que considero como elementos principales del rol del maestro y del alumno en el proceso de aprendizaje enseñanza del brazilian jiu jitsu.

Agradeciendo de antemano cualquier comentario y aporte.

Creonte es la palabra que se ha tomado en el argot del brazilian jiu jitsu para designar a los alumnos que abandonan un equipo para irse a otro.

Sin embargo esta es una situación compleja con muchas aristas sobre las que quiero en este artículo dar mis punto de vista.

En primer lugar hay que decir que es totalmente comprensible que alguien cambie de equipo por motivos laborales, económicos o de cambio de domicilio.

En esos casos es obvio que la razón fundamental es ajena al deseo de cambio y en muchas ocasiones resulta de una situación forzada.

La cuestión es más compleja cuando el cambio se deriva del deseo de la persona de probar un lugar distinto.

Ese deseo puede estar condicionado por diferentes ideas y motivos y de entrada debemos reconocer que todos son absolutamente lícitos

Pensar que evolucionará más rápido, prepararse más para competición en un equipo más orientado a la competición son algunos de esos motivos.

Como decíamos anteriormente está claro que estos son motivos y objetivos lícitos, el problema está si la persona ha hecho un análisis objetivo de la situación o simplemente está poniendo fuera las condiciones de su mejora y evolución y olvidando que las condiciones más importantes están dentro de sí mismo.

Resulta innegable que más horas de entreno, y que entrenar con campeones y competidores ayuda a quien quiera competir pero también está más que demostrado que muchos campeones del mundo han salido de academias y equipos pequeños incluso con pocos cinturones negros y competidores.

También está demostrado que muchos campeones del mundo actualmente entrenan con alumnos en sus academias recientemente abiertas como son los casos de Lucas Lepri, JT Torres, Felipe Pena o Bruno Malfacine.

También cada vez más se suman a la élite de competición atletas que entrenan en equipos pequeños como Tommy Langaker y Spen Mathiesen, enfrentando con éxito a multicampeones del mundo y atletas que entrenan en equipos como Atos o Alliance.

Con esto queremos decir que a pesar de que obviamente entrenar en un lugar con más competidores puede ayudar, las condiciones del progreso no son únicamente esas y que las más importantes son el trabajo constante y sistemático con objetivos y planes claros.

Pensar que la enseñanza en otra academia será mejor o que los entrenamientos serán mejores es absolutamente lícito, la cuestión está en analizar si no progresamos como queremos por esos aspectos o por falta de constancia y foco.

Si ponemos fuera las condiciones de nuestro progreso ningún lugar ni equipo estarán a la altura de lo que necesitamos y siempre pensaremos que otro profesor o equipo nos hará mejores.

Por último quería plantear algunas reflexiones sobre otro punto relacionado con este tema y es el relativo a la gratitud y reconocimiento de las personas que han ayudado a progresar a quien deja un equipo.

Incluso en los casos más objetivos, quiero decir en personas que realmente trabajan con constancia y foco y que ven que un equipo y enseñanza no pueden cumplir todas sus necesidades creemos que es necesario el agradecimiento a compañeros y personas que hayan ayudado en su evolución hasta ese momento.

Hacemos esta acotación porque es una de las aristas tal vez más subjetiva de toda la problemática pero que atañe a cuestiones muy importantes sobre la ética y la condición humana de cada persona que inicia su camino en el brazilian jiu jitsu y seguro en cualquier arte marcial.

Ciertamente muchos campeones del mundo han dejado los equipos pequeños donde empezaron para poder entrenar más horas, con compañeros y profesores que les ayudarán a sacar el máximo de sus potencialidades, y también ciertamente muchos de ellos siempre han reconocido esas raíces y agradecido esos orígenes, mostrando el lado más profundo y humano de todo atleta y artista marcial.

En en el pasado mundial vimos a Isaque Bahiense saltar a las gradas después de ganar su categoría para agradecer y dedicar el triunfo a uno de sus primeros maestros.

Entonces en resumen creo que es absolutamente lícito cambiar de equipo

Pero se hace necesario un análisis sobre los motivos de ese cambio para ser capaz de reconocer si estamos trabajando en la dirección que queremos o simplemente poniendo fuera las máximas responsabilidades de nuestro crecimiento.
Entrenar en otros lugares y con personas de otros equipos es muchas veces una inquietud de alumnos iniciantes y graduados.

Aunque algunos profesores y equipos mantienen una postura cerrada sobre este tema no es nuestro caso.

Desde mi punto de vista el algo que puede ayudar siempre y cuando no afecte la continuidad y sistematicidad del trabajo en el equipo al que se pertenece y no implique una decisión sobre pertenencia.

En nuestro equipo entrenan de manera regular personas de otros equipos y nunca hemos planteado a esas personas que se gradúen con nosotros o que compitan por nuestro equipo, y es lo que esperamos de las academias y profesores que visiten nuestros alumnos.

Por nuestra parte no apoyamos la filosofía cerrada y esperamos que nuestros alumnos elijan para hacer entreno complementario lugares que no les planteen esas exigencias.

De hecho fomentamos las visitas a otros equipos y la participación en open mats y otras actividades que permitan a nuestros alumnos conocer otras maneras de enseñar y entrenar además de poder luchar con personas con juegos distintos no acostumbradas a sus técnicas.

Resumiendo nuestro punto de vista podemos decir que vemos positivo entrenar de manera puntual en otros lugares y con otros profesores siempre y cuando estos no exijan cambiar de equipo o representación en competiciones.

Debo decir que la posición abierta que compartimos no es muy frecuente todavía en el contexto nacional, pero si va ganando defensores progresivamente, con más profesores que aceptan que miembros de otros equipos entrenen de manera esporádica o puntual en sus gimnasios.
Cuando alguien empieza a entrenar brazilian jiu jitsu lo primero que ocurre a la hora de luchar es que se pregunta qué debe hacer después que se chocan los puños.

En este artículo queremos compartir lo que decimos a nuestros alumnos como referencia para esas primeras luchas tan frustrantes y motivadoras a la vez.

En primer lugar transmitimos la idea de que el jiu jitsu es un juego de domino y control posicional y que a partir de allí se pueden ejecutar finalizaciones.

Entendido esto explicamos que la lucha se desarrolla como una búsqueda de cambio de posiciones para buscar ese control del oponente y los fallos que permitan atacar articulaciones o el cuello.

Pero debido a la falta de técnicas de finalización y a que entendemos como prioridad el dominio posicional, enfatizamos la necesidad de enfocar las luchas como una transición de posiciones, buscando ir de neutrales a buenas o de malas a buenas.

Es importante por eso también explicar las distintas posiciones y que les hace malas, neutrales o buenas a cada una.

Cuando alguien que empieza entiende estas ideas y nociones básicas y se mentaliza en que deberá buscar esas posiciones mejores (cruzada, montada y espalda) se siente menos perdido y puede tener una referencias sobre qué debe hacer en los combates.

Obviamente siempre reaparece la pregunta una vez que llega a una posición y en ese caso siempre recomiendo buscar transicionar a otra aún mejor (por ejemplo pasar de cruzada a montada o de montada a espalda).

Además de esto en nuestras clases utilizamos un ejercicio de transiciones posicionales para las personas que empiezan que dejamos a continuación.




Durante al menos tres clases quién empieza solo realiza este ejercicio para familiarizarse con la dinámica del juego del brazilian jiu jitsu.

Aunque lo más recomendable es tener clases y programas para iniciantes y para avanzados, cuando enseñas en lugares que no te permiten esta división lo más recomendable es dividir grupos y trabajar los aspectos básicos con las personas que empiezan.

Por otra parte intentamos que los calentamientos siempre cubran el grupo de movimientos básicos más importantes del brazilian jiu jitsu: fugas de cadera, puentes, subidas técnicas, giros hacia delante y detrás, giros sobre los hombros entre otros.

Si estás leyendo este artículo y has recién comenzado resumimos las cuestiones fundamentales:

  • El jiu jitsu es un juego de transiciones.
  • El objetivo fundamental es ganar posiciones de dominio y control sobre el oponente o.
  • Salir de males aposiciones para ir a las buenas.
  • Por ello es importante aprender antes que nada los aspectos fundamentales de las posiciones, tanto en defensa y escape como en control.
  • Luego es importante trabajar transiciones de una a otra para poder siempre evolucionar en la búsqueda de posiciones mejores.
Dicho esto es importante que te conciencies de lo importante de estos ejercicios para entender la dinámica de las luchas y tener objetivos en ellas, además de prevenir las lesiones más frecuentes por malos movimientos y posiciones.

Practica el ejercicio del video que dejamos más arriba y verás mejorar tu jiu jitsu más rápidamente.

Para más ejercicios y movimentación que te ayudará a mejorar tu juego si esás comenzando visita nuestro blog Blue belt University y el canal asociado

Blue Belt University
Las lesiones forman parte de cualquier práctica deportiva, y aprender a evitarlas y superarlas es crucial para no acabar dejando el deporte.

En este post quiero comentar algunas reflexiones sobre las lesiones en el caso del brazilian jiu jitsu.

Rodillas, hombros, cervicales y lumbares son algunas de las partes del cuerpo que más sufren lesiones en nuestro deporte.

Dentro de las causas más frecuentes podemos encontrar:
  • Falta de calentamiento antes de empezar los combates.
  • Fallos en el desarrollo de la movilidad básica implicada en el brazilian jiu jitsu.
  • Apurar demasiado en los escapes de finalizaciones palmeando demasiado tarde.

Por ello es muy importante calentar antes de comenzar los combates.

Es por eso que en nuestras clases realizamos un calentamiento con ejercicios funcionales justo antes de empezar el sparring.

En caso de no haber podido calentar es recomendable hacer los primeros combates en modo "rolling" para trabajar el cardio y dejar que los músculos, articulaciones y tendones se preparen para la lucha.

Otro aspecto importante que ayuda a prevenir las lesiones es luchar de manera consciente, estando atento a posiciones y movimientos que pueden producir daño.

Estos movimientos accidentales como quedar con los dedos atrapados en un agarre o malas caídas que afectan los ligamentos de las rodillas o los hombros o las claviculas, producen lesiones graves.

Si estamos atentos a esas situaciones podemos parar el combate antes que se produzca el daño o lesión.

Finalmente debemos pensar que inevitablemente se producen lesiones en la práctica del brazilian jiu jitsu y tenemos que aprender a entrenar con ellas.

De lo contrario se producen parones frecuentes que terminan desmotivando y causando abandono.

Si aprendemos a entrenar con lesiones buscando trabajar técnica o el cardio  a través de ejercicios específicos, estas se pueden convertir en tiempos producticos en lugar de desmotivadores.

Incluso venir a entrenar para solo mirar los combates de los compañeros es algo que puede ayudar en el aprendizaje y evolución y a aprovechar el tiempo en que no podemmos entrenar si la lesión es muy importante o nos estamos recuperando de una cirugía u otro procedimiento médico.

Luchar inmovilizando al zona afectada, hacer ejercicios de cardio como los drills o técnica te permitirá incluso trabajar aspectos de tu juego que en las clases regulares no practicas.

En resumen:

  • Calienta antes de hacer combates
  • Lucha atento para prevenir lesiones innecesarias
  • Aprovecha las lesiones y tiempos de recuperación para entrenar aspectos específicos

Esperamos que con estos consejos des la vuelta a la perspectiva pesimista que nos invade cuando nos hacemos daño y aprendas a ver el lado positivo de la situación.

En nuestras clases separamos a las personas lesionadas y hacemos un grupo aparte para que puedan trabajar como te hemos comentado.

Si en tu equipo no se hace así puedes comentarle a tu profesor, seguramente habrá alguien más lesionado con quien puedas trabajar.